ENCONTRÁ TU SALIDA...
TIPS PARA BUENAS FOTOS CON EL CELULAR

Tips para tomar BUENAS FOTOS en nuestro viaje.

A día de hoy, la fotografía es uno de los puntos más competitivos para los fabricantes de móviles, que aprovechan cada nueva presentación para mostrar sus últimos avances en zoom, fotografía nocturna y mucho más

Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos, todavía existen limitaciones a tener en cuenta a la hora de disparar fotos con nuestros móviles como (en muchos casos) la ausencia de zoom óptico o el rendimiento con poca luz. Para poder conseguir los mejores resultados, hemos elaborado una guía de consejos imprescindibles a la hora de hacer fotos con tu smartphone Android.

Si conocer el hardware es un paso clave, investigar y trastear por el software es igual de importante. El modo automático viene muy bien para casos en los que no nos podemos detener a configurar ningún ajuste, pero hay opciones que pueden ayudar mucho a mejorar las fotos y conocerlas es un aspecto primordial.

Dentro de la aplicación de la cámara podrás encontrar todas las opciones disponibles como por ejemplo los modos de escena o el modo manual, cada vez más extendido hasta en móviles sencillos. Si tenemos más tiempo de preparar la toma es interesante jugar con valores como la exposición, el ISO o el balance de blancos para conseguir efectos concretos. Eso sí, si la cámara permite aplicar filtros directamente mejor evitarlos y aplicarlos más tarde con un software de edición.

Limpia la lente

Teniendo en cuenta que el móvil siempre está siendo manoseado, la lente se ensucia fácilmente y hay que limpiarla con la misma frecuencia.

Lo mejor es usar una gamuza especial, pero lo normal es que no llevemos una encima. En ese caso una camiseta de algodón suave puede servirnos, siempre frotando con cuidado de no rayar la lente.

Usa luz natural siempre que sea posible

La fotografía es posible gracias a la luz, de ahí que esta sea el aspecto más importante y que más condicionará el resultado obtenido. Además, como ya adelantábamos al principio, uno de los puntos débiles de las cámaras en general y las de los móviles en particular, es que no se desenvuelven bien en condiciones de poca iluminación.

Teniendo esto en cuenta, lo mejor es trabajar con luz natural siempre que sea posible, incluso si no estás en el exterior.

No siempre será posible conseguir luz natural, pero si estás en un interior trata de buscar las mismas claves: luz abundante y preferiblemente difusa.

Cuidado con los contrastes

Una iluminación dura y contrastada como la de las horas centrales del día puede ser un recurso interesante para crear contrastes marcados si la cámara es capaz de mantener un balance relativamente equilibrado entre luces y sombras.

Sin embargo, puede suponer un problema si estamos usando un móvil sencillo cuya cámara no es capaz de representar un rango dinámico muy amplio. Lo notaremos sobre todo cuando hay grandes contrastes entre luz y sombra, haciendo que a menudo las luces aparezcan quemadas y se pierda detalle en las sombras.

Como decíamos, el modo HDR puede ser un gran aliado para salvar la foto, pero no siempre hace milagros y hay casos en los que el resultado es excesivamente artificial. Aquí lo mejor es lo que comentábamos: probar, probar y probar.

Evita usar el flash

El flash LED que viene integrado en la mayoría de móviles produce una luz demasiado dura que genera sombras muy marcadas y rara vez será útil, así que evita usarlo en la medida de lo posible, y si lo haces que sea porque no hay más remedio.

En fotos nocturnas o con poca luz usa trípode (o busca un apoyo)

Ya hemos dicho que la falta de luz es uno de los puntos débiles de las cámaras de nuestros móviles y, aunque los modos noche ayudan mucho, si vas a disparar de noche o en condiciones complicadas (por ejemplo al atardecer) siempre es mejor tener un apoyo sólido.

Si no tienes trípode, trata de apoyarte sobre algo para fijar el dispositivo y que los temblores de la mano no estropeen la foto. Si no tienes ninguna forma de fijar la cámara sólo te queda confiar en tu pulso (consejo: contener la respiración suele ayudar).

Aprovecha la perspectiva

Los planos frontales están bien, pero en muchos casos resultan aburridos. Jugar con la perspectiva es un recurso muy interesante a explorar al hacer fotos con el móvil ya que crean recorridos visuales dentro de la propia composición y dan sensación de profundidad.

Muévete

Si analizamos todas las fotos que hacemos con el móvil, seguro que la gran mayoría las disparamos estando de pie con el móvil a la altura de los ojos. Pero si siempre disparamos las fotos desde el mismo punto de vista será difícil conseguir resultados diferentes.

Algo tan simple como agacharnos a la altura del suelo puede hacer que una foto bastante clásica se convierta en un plano mucho más interesante. Aunque siempre podemos ir más allá.

Sé atrevido

Cambiar la altura del punto de vista es una opción para salir de la clásica foto convencional, pero hay muchas más posibilidades. Los planos picados o contrapicados también pueden dar ese toque más 'cool' a una foto que de otro modo sería demasiado clásica, y si nos vamos a un plano cenital (desde arriba) o nadir (desde abajo) el efecto es todavía más llamativo.

Recuerda: no hay que centrarlo todo

Hablábamos de que una composición simétrica y equilibrada puede ser un recurso muy interesante, pero no siempre es la mejor opción. A menudo tendemos a colocar el objeto o sujeto fotografiado en el centro de la composición, pero hay muchos casos en los que resulta más interesante desplazar ese centro.

En lugar de sólo centrar el objeto, al buscar un encuadre distinto se da también protagonismo a las líneas rectas y esa diagonal tan marcada que crea la sombra.

Igual que los silencios en la música, en fotografía, el espacio vacío también forma parte de la composición. Así que olvidémonos de tener que llenar siempre el encuadre o colocarlo todo en el centro.

Los selfies también pueden ser creativos

Cuando nos hacemos selfies lo tenemos un poco más complicado a la hora de encuadrar ya que sólo podemos llegar hasta donde nos deje nuestro brazo, pero siempre hay opciones de jugar con el ángulo desde el que disparamos.

Elegir un fondo más o menos homogéneo y hacer un gesto diferente pueden ser otra posibilidad para que un selfie no parezca el típico selfie. Y recuerda, siempre puedes editarlo después de disparar, lo que nos lleva al siguiente punto.

Rara vez conseguiremos la foto perfecta a la primera, así que lo mejor es armarse de paciencia y explorar distintas opciones. Después podemos entretenernos en repasar todas las tomas hasta encontrar la que mejor ha salido.

Dicen que Roma no se construyó en un día y, para hacer una buena foto, aunque no necesitaremos días, sí es importante disparar y disparar hasta conseguir el resultado deseado.

Estos son nuestros consejos para el fotógrafo con Android, pero seguro que vosotros podéis aportar muchos más. ¿Qué trucos usáis a la hora de hacer buenas fotos?

Marcelo Gimenez Turismo Marcelo Gimenez Turismo
QUIERO RECIBIR
NOVEDADES Y OFERTAS

Directamente en tu casilla de email te proponemos las mejores ofertas y paquetes turísticos para empezar a organizar tu escape por el mundo.

  • (0342) 456 1300
  • [email protected]
  • Facundo Zuviría 4424, Santa Fe, Argentina | Ciudad de Santa fe
  • Lunes a Viernes: 09.00h a 18.00h
    Sábados: 09.00h a 13.00h
Dejanos tu consulta